Las cámaras de vigilancia siempre están en constante evolución y lo último que puede adquirir en el mercado son las CCTV 4K de 8 megapixeles, las cuales tienen mayor resolución, logrando abarcar instalaciones más grandes con su visión y utilizando menos equipos.

Un ejemplo de su alcance es cuando se vigila un estacionamiento de aproximadamente 50 mil metros, en cámaras de vigilancia normales se necesitarían 70 unidades, sin embargo con las 4K solo se necesitarían 21 cámaras, las cuales supervisarían con eficiencia todo lo que pasa en ese espacio.

Los aeropuertos, almacenes o intersecciones son otras de las instalaciones ideales para el uso de cámaras de vigilancia 4K, esto debido a que cubre espacios 4 veces más grandes que una cámara de 1080 pixeles o Full HD y 9 veces más que una cámara de 720 pixeles.

Definitivamente tener un equipo de esta tecnología es estar a la vanguardia de lo que se requiere en sistemas de vigilancia.